Seleccionar página

Entre las modificaciones más destacadas del Senado se cuenta la moderación del castigo fiscal a la compra de viviendas que se había planteado inicialmente, gracias al mantenimiento de los coeficientes de abatimiento del 11,11% en el caso de la transmisión de viviendas, del 25% en el caso de acciones y del 14,28% para las restantes ganancias patrimoniales, siempre que el precio de transmisión no supere los 400.000 euros.

Estos coeficientes suponen una rebaja considerable de la tributación por las plusvalías generadas en las ventas de viviendas adquiridas con anterioridad al 31 de diciembre de 1994 y hasta el 20 de enero de 2006. Un plazo que se mantiene, si bien el límite de 400.000 euros se aplicará, no a la venta de cada bien de forma individual, sino al conjunto de los mismos, con independencia de que la venta de cada uno de ellos se produzca en distintos momentos.