Seleccionar página
  • Deberá aportar a la Agencia Tributaria todas las facturas de las gasolineras
  • En ellas debe figurar el desglose de litros y el detalle del impuesto devengado
  • Sólo podrá reclamar de lo pagado entre marzo de 2010 y diciembre de 2012

Después de que el Tribunal de Justicia de la UE haya declarado ilegal el llamado céntimo sanitario, los contribuyentes que quieran solicitar al fisco lo que han pagado por este impuesto cuando llenaron el depósito de sus vehículos sólo podrán hacerlo de lo efectivamente pagado entre marzo de 2010 y diciembre de 2012, dado que el resto de ejercicios fiscales ya están prescritos.

 

La Ley General Tributaria establece la prescripción del derecho a solicitar las devoluciones derivadas de ingresos indebidos a partir de los cuatro años, por lo que únicamente los últimos ejercicios de vigencia de este recargo -se suprimió desde el 1 de enero de 2013- son los que están en vigor a la fecha de hoy. A los que ya hubieran solicitado la devolución, ya hubiesen reclamado, la prescripción no les afecta.

Desde el colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) se recuerda que exigir la devolución de lo pagado injustamente obliga a cada uno de los contribuyentes a aportar a la Agencia Tributaria todas las facturas de las diferentes gasolineras en las que hayan llenado el depósito de sus vehículos, con el desglose de los litros repostados y el detalle del impuesto devengado.

Por todo ello, indican que será muy complicado para el ciudadano de a pie, que no sea una empresa dedicada al transporte, poder ir de gasolinera en gasolinera pidiendo facturas -un simple ticket no sirve porque no viene el desglose del impuesto pagado- de los últimos tres años y, a su vez, para las estaciones de servicio sería un trabajo burocrático inmenso que, según los técnicos de Hacienda, les «empantanaría».

En el caso de que algún contribuyente se arme de paciencia y consiga que las gasolineras le entreguen las facturas de lo pagado indebidamente, bastará con dirigirse a cualquier oficina de la Agencia Tributaria de la comunidad en la que pagó el impuesto y solicitar la devolución de ingresos indebidos, tipificada en la normativa fiscal, y presentar todas las facturas que haya recopilado.

Fuente: eleconomista.es