Seleccionar página

El Pleno del Congreso ha aprobado definitivamente este jueves la Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno, una norma cuya tramitación parlamentaria ha durado 14 meses y que, además, no entrará completamente en vigor hasta dentro de dos años, al filo de 2016.

Aunque en este último trámite no se sometía votación el conjunto de la norma sino únicamente las enmiendas aprobadas en el Senado, durante el debate los grupos parlamentarios han mantenido la misma posición que tenían cuando la ley salió del Congreso.